lunes, 1 de noviembre de 2010

Cuando La Yesera se convirtió en un puerto de 1ª Categoría

El fin de de semana se presentaba como se presentaba, y era necesario liarse la manta a la cabeza y salir a entrenar como fuese, y más teniendo en cuenta que habíamos perdido el sábado hinchándonos a comer…

El domingo, a las 9:20 había quedado con el crack Galán en el Di Stefano de Parla, para ir a recoger la gente de Pinto, pero algo nos hacía pensar que quizás no habría tantos biciclistas como pensamos…

Y al llegar a Pinto, esta es la imagen que nos encontramos:

- D: “Bah, seguro que ahora vienen, la gente siempre llega tarde”

- R: “Si, es posible, pero a lo mejor ya han salido”

- D: “Ya se lo que ha pasado, han cambiado la hora, pero esta gente no se ha dado cuenta”

- R: “Pues ha sido eso, porque los ciclistas estamos mal de la cabeza. No creo que se hayan quedado en casa porque esté cayendo la del pulpo (que en paz descanse), y porque haya unas rachas de viento de 100km/h”

Total, que nos cansamos de esperar, y decidimos tirar para SMV, y subir la Marañosa a ver a quién nos encontramos. Y el resultado fue que en toda la subida, no nos encontramos a ningún ciclista de carretera, pero a bastantes de MTB, pero esta gente está hecha de otra pasta.

Media vuelta, y empezamos a discutir sobre dónde ir, y la duda estaba entre tirar para Aranjuez, o subir la Radio y luego Chinchón, pero al llegar al cruce de SMV se nos quitan todas las dudas. Ni Radio, ni Aranjuez, ni ostias. Directos a Titulcia a ver a Darío. Madre mía que aire!!!!! En este tramo daba de costado, pero ya íbamos pensando en la vuelta a casa.

Como se puede observar, tuvimos algún problema con el salero:

Y no nos equivocamos no. Yo creo que jamás he sentido tanto aire en la cara. Sólo para subir la Yesera había que meter todo lo que llevaras, y hacer mucha fuerza para no quedarte clavado. Y así hasta Parla. Qué dolor!!!!!! Pero vamos, para motivarnos nos repetíamos frases del tipo: "Bah, tú piensa que es como si estuvieras en el túnel del viento"

A esto hay que sumarle por supuesto la mierda que cogió tanto la ropa como la bici.

De todas formas, es un entrenamiento de los que valen doble: lo que has entrenado tú, y lo que no han entrenado los demás.

4 comentarios:

Galan dijo...

Un día duro si, y encima al día siguiente había que volver al tajo.
Me gusta la frase del final, jejeje.

tritata dijo...

Por fin!!!!!!Ha apericido el Ruben de siempre,el que sale a entrenar cuando los demás no lo hacen y que encuentra la esencia de la vida en las tostadas de Dario.
Un abrazo y un beso muy fuerte,cómo me alegro de tenerte de vuelta!!!!

Rubén dijo...

jejeje, pero si nunca me he ido!!! Sólo me he tomado unas merecidas vacaciones, y ahora estoy haciendo un trabajo más "en la sombra"...ya te daré detalles ya....

Raúl T. dijo...

ESTAISSSS LOCOSSSSSS!!! madre mia con bien que se estaba en casa viendo el mundial de motociclismo... y os puedo asegurar que ha mi me subio el pulso mas que a toda leche por la Vega...
Besitos....