martes, 21 de diciembre de 2010

Carrera: Pavo de Fuenlabrada (19 de Diciembre)

Segunda pavo de la temporada, esta vez en Fuenlabrada. Al igual que hace 15 días, la mañana amanecía lluviosa, pero después de la grata experiencia de Ciempozuelos, no había nada que me impidiera correr. Además, el circuito de Fuenlabrada es mucho menos técnico, por lo que a priori, entrañaba menos peligro.

Había quedado con el capataz de los obreros del pico y la pala a las 9:30h en mi casa, y lo de siempre:

1.- “Menuda mierda, qué mala suerte”
2.- “Esto no seca, menuda humedad”
3.- “Esta semana encima no he tenido mis 90’ de entreno de Martes y Jueves de rigor”

Pero vamos a ver mangurrial!!!! A quién queremos engañar???? Pero si a día de hoy no se me ocurre ninguna inclemencia metereológica que me impida correr!!!!!

Nada más llegar, nos vamos al bar a apuntarnos y a ver un poco cómo está el ambiente. Como muchos se habían quedado con las ganas en Ciempozuelos, ésta no se la querían perder los granujas.

Nos tomamos un cafetito para entrar en calor, y a bajar las bicis y a calentar. Con el tema de no saber cuantos participantes iba a haber al final, decidimos darnos prisa, no sea que la organización decidiera hacer una única manga. Finalmente se correría la manga de Senior-Peques-Veteranos en primer lugar, y luego la nuestra con los Élite, Sub-23 y Master 30.

Así que mientras el señor Cubino hacía una nueva exhibición de fuerza consiguiendo un tercer puesto en su manga, y primer senior, damos unas vueltas de calentamiento, más que nada para ver dónde nos podemos calzar una buena leche. Si bien no estaba lloviendo, la humedad hacía que no se sequera la calzada, y pudieras perder el control de la bici, por lo que habría que extremar las precauciones.

Nuestra manga estaría formada por aproximadamente 45 corredores, y veloces como el rayo, nos colocamos en primera fila de salida. Creo que es una de las cosas más importantes que he aprendido. Habría que dar 8 vueltas al clásico circuito de la Avenida de la Hispanidad, con 2 metas volantes en las vueltas 4 y 6.

Como siempre, los primeros momentos de carrera muy nerviosos, para evitar caídas y coger una buena posición dentro del pelotón. Después del primer repecho, aparece el primer intento de fuga, y en una pérdida de lucidez por mi parte, decido saltar a por ella, por supuesto con todo el pelotón detrás de mí. La fuga se echó abajo, pero en realidad fue la fuga la que casi me echa abajo a mí. Lo pasé realmente mal para recuperarme de ese esfuerzo, porque la parte de bajada de la primera vuelta fue también bastante explosiva.

Al empezar la tercera vuelta, en el giro de 180º hubo una caída, o una salida de la calzada más bien, y provocó que se cortara el pelotón, ya que los implicados trataban de entrar de nuevo a toda costa. Aproveché este momento para felicitar la Navidad a ciertos corredores, y especialmente a la madre de alguno de ellos. Otro calentón infinito para enganchar al grupo cada vez más reducido. Por suerte para mi, en esta vuelta hubo cierto parón, y pude recuperar parte de lo gastado.

De aquí hasta final de carrera no pasé ninguna complicación más, e incluso pude permitirme el lujo de charlar en algún momento de “relax”.

Encarando la llegada a meta de la séptima vuelta, David saltó por la derecha del pelotón y se marchó bastantes metros aprovechando la indecisión del grupo. Sin embargo, Cervantes dio el aviso de salir a por él, y todos los lobos echaron abajo la escapada. Chapeau crack!

Así que sin más, comenzamos la octava y última vuelta un grupo de 20-25 corredores. Todo por decidir, y la gente cogiendo posiciones. En la parte de abajo, consiguen escaparse 2 corredores, un Élite y un Sub-23, que finalmente llegarían escapados con 5” de ventaja sobre el pelotón. Por detrás, se produce una caída que me pilla de lleno, y tengo que echar pié a tierra mientras el grupo se alejaba. A pesar de que hubo cierta relajación de los corredores, no fue suficiente para que Cervantes (que también se había visto afectado) y yo pudiéramos enganchar, de manera que entramos a escasos segundos del grupo. Son cosas de carrera, y hay que ver el lado positivo, ya que pudo haber sido mucho peor, y ser yo quién se hubiera ido al suelo.

Finalmente Jaby 9º (5º Master 30), David 12º (9º Master 30) y yo 23º (14º Master 30).

Conclusiones: otro pasito adelante, otra satisfacción plena y la seguridad de estar haciendo las cosas muy bien.

Próxima parada: Colmenar Viejo (24 de Diciembre, 10:30h)

5 comentarios:

tritata dijo...

no esperaba menos!muy bien Rubens!!!menos es mas,ya sabes pico y pala!!

Galan dijo...

Rubens no va con pico y pala, va con tuneladora.

LOS PERILLANES dijo...

"No conozco ninguna inclemencia meteorológica que me impida correr una carrera"......
Verás mañana en ciempozuelos si no hay nieve para poner a prueba esta frase,jejejeje.

Muy bonita y buena carrera, tengo que decir como testigo de excepción que fuí.

LOS PERILLANES dijo...

En Colmenar quería decir, en que estaría pensando.......

SMM dijo...

Buena cronica y buena carrera, por cierto lo mejor de las carreras no es ganar o perder, si no terminar entero sorteando las caidas y tu lo has hecho, yo cada dia lo tengo mas claro.

Por cireto, te vi muy bien en Colmenar.

Feliz año